René Poblete Urquieta

Amo la naturaleza, lo humano, los animales y el misterio de la vida. Desde ese misterio, aparece el arte, todo el arte: la música, la poesía, la prosa, y en ella mi trabajo específico: la imagen visual. 
En la actualidad, al oficio clásico de dibujar y pintar he agregado la experiencia digital y ha sido  muy extraño y atractivo. 
Creo vivir la emoción de quienes desde el renacimiento diseñaron máquinas para dibujar, construyeron cámaras oscuras para generar imágenes, con ingenios tecnológicos que al sumarse permitieron el desarrollo de la fotografía. De ahí el paso al cine, el vídeo y las dimensiones virtuales se produce de forma natural en un caminar sin fin. Ha sido como soñar volar y conseguirlo.